Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

Comer pescado durante el embarazo mejora la capacidad intelectual de los niños

Como ya hemos comentado en otros artículos, incluir pescado y marisco en nuestra dieta tiene muchos beneficios para nuestra salud, no sólo por su aporte de proteínas de gran calidad nutricional, vitaminas y minerales, sino por su alto contenido en ácidos grasos omega-3.

Aunque hay muchos mitos respecto al consumo de alimentos por parte de las embarazadas, el pescado es un buen aliado de las futuras madres. Lejos de ser perjudicial, está demostrado que los niños nacidos de mujeres que consumen más pescado durante el embarazo obtienen mejores resultados en las pruebas de inteligencia verbal, habilidades de motricidad fina y mejor conducta prosocial. Estos datos se confirmaron hace algunos años a través del proyecto Nutrimenthe, coordinado por la Universidad de Granada.

Para ese estudio, los investigadores utilizaron muestras de sangre de más de 2.000 mujeres, a las 20 semanas del embarazo, y del cordón umbilical de sus hijos en el momento de nacer para analizar los ácidos grasos omega-3 y omega-6. Pudieron ver que hay una mayor contribución a la síntesis de ácidos grasos por parte del feto de lo que se esperaba y que la cantidad de ácido DHA suministrada al feto por la madre a través de la placenta podría ser muy importante. Teniendo en cuenta que el DHA ayuda a crear las membranas celulares del cerebro, el consumo de pescado en el embarazo favorece el desarrollo cerebral del bebé, así como psicomotor y un mejor desarrollo de las habilidades sociales.

Además, otros estudios también han investigado y demostrado que el consumo de pescado durante el embarazo se asocia con un mayor Coeficiente de Inteligencia (CI).

Ahora que sabemos que el consumo de pescado en el embarazo favorece el rendimiento mental de los niños, no puede faltar en la dieta de la embarazada, aunque, como todo, hay que consumirlo con moderación.

Hay una gran variedad de pescados recomendables para las embarazas entre los que se puede elegir:  atún blanco (y atún en lata), salmón, sardinas, arenques, caballa, boquerón, salmonete, anguila, jurel, verdel, palometa, trucha marina, cazón, merluza, pescadilla, rape, cabracho, lenguado, gallo, bacalao fresco…

Además, cada mes te ofrecemos una receta diferente en nuestro blog con estos pescados para que puedas preparar platos sabrosos, fáciles y diferentes.