Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

Los españoles prefieren el pescado fresco y confían en la pescadería tradicional

pescado-fresco

De acuerdo al último estudio realizado por Retail Planet para el Consejo de Productos del Mar de Noruega, los españoles siguen prefiriendo el pescado fresco en lugar del envasado, al contrario de lo que ocurre en otros países con alto consumo de este alimento.

El informe, que ofrece varias conclusiones interesantes al respecto, señala de la misma forma que entre los sitios que se buscan a nivel nacional para la compra de pescado sobresalen especialmente los supermercados y las grandes superficies.

También resultan muy importante en el territorio español las pescaderías tradicionales, que comercializan cerca de un cuarto del pescado y los mariscos que se ponen en el mercado, con una presencia en su segmento que no existe en otros países.

En cuanto a los aspectos que priorizan los españoles al momento de comprar este tipo de alimentos animales, tenemos que hablar de algunos como la disponibilidad, uno de los motivos por el cual las pescaderías subsisten. En ellas no sólo se puede seleccionar el producto, sino también tener una atención más cercana, y generalmente son puntos de venta que se encuentran más cerca de casa.

 “La imagen del consumidor español es, por lo tanto, la de una persona que prefiere tener un acceso fácil y bueno a productos frescos de calidad y que, como muchos otros comercios, se basa en el hábito”.

 También resulta atractivo dividir a los españoles consumidores de pescado por edades para observar cómo cambian sus conductas de compra. Así, las principales diferencias pueden notarse entre los mayores de 50 a 65 años, respecto de los jóvenes de 18 a 34 años. Los primeros, a diferencia de los segundos, remarcan que el principal aspecto a considerar cuando van a comprar pescados o mariscos es la cercanía, y ese hábito que se genera en torno a esta actividad.

 Por fuera de esto, los analistas también han consultado a los españoles acerca de cómo verían que alimentos como el pescado o los mariscos se comercialicen a través de Internet, y si en ese caso comprarían por este medio o seguirían desplazándose a las tiendas. Mayormente los encuestados han coincidido en que todo dependerá de que se mantenga la calidad del producto en cuestión. Y es que para los españoles, el pescado tiene que ser fresco.