Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

Beneficios y propiedades de los mariscos

beneficios y propiedades del marisco

Si los mariscos son uno de esos alimentos que generalmente se aman o se odian a partir de su contextura, de su sabor, y de cómo podemos combinarlos en nuestras recetas, un detalle no menor a la hora de analizar su inclusión en nuestras dietas tiene que ver con sus propiedades nutricionales, y los aportes que pueden realizar a nuestro organismo.

Lo cierto es que, si bien estamos más familiarizados con el pescado y ya conocemos muchos de sus beneficios, en este caso en particular no queríamos dejar de mencionar algunos aspectos más atractivos desde el punto de vista nutricional sobre los mariscos.

En líneas generales, lo primero que debemos decir al respecto es que los mariscos, como todos los alimentos de su tipo, destacan por su gran aporte de proteínas animales de alta calidad, con todos los aminoácidos esenciales del caso. Además de eso, contienen una cantidad insignificante de hidratos de carbono, al igual que de contenido graso.

Lo único que tienes que tener en cuenta es que se trata de un alimento que debe ser incluido de forma limitada en la dieta de aquellas personas que sufren con sus niveles de colesterol, ya que algunos de ellos tienen una elevada proporción de éste, como en los casos sobre todo de los chipirones, los mejillones o los langostinos.

Si pasamos a las vitaminas, nos encontramos con que los mariscos habitualmente poseen buenas cantidades tanto de vitamina E como vitaminas del complejo B, entre las que destaca sobre todo el ácido fólico, que juega un rol fundamental en la dieta de las embarazadas. Asimismo, la mayoría de ellos poseen una proporción interesante de vitamina A.

En cuanto a los minerales que aportan los mariscos, más que nada tenemos que hablar de su contenido de potasio, sodio, yodo y magnesio. Luego, ejemplares específicos como almejas, berberechos y mejillones, se distinguen por sus buenas cantidades de hierro. Si quieres sumar calcio a tu dieta, los langostinos o chipirones pueden ser una buena opción.

Como se puede observar, la riqueza nutricional de los mariscos es indiscutible, y a todos los elementos atractivos que hemos estado mencionando, debemos agregarle que casi ninguno de ellos supera las 100 calorías por cada 100 gramos, así que el balance es altamente positivo.

Si no te gustan por su sabor original, siempre puedes acompañarlos con zumo de limón, perejil, o con alguna salsa o crema que disimule un poco su gusto. Algunas de las recetas de mariscos que podemos recomendarte son las siguientes:

  • Mejillones a la vinagreta
  • Tartar de langostinos con aguacate y granada
  • Pasta con chipirones salteados al limón
  • Ensalada de langostinos y frutas