Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

Receta del mes: brandada de bacalao

Brandada-de-bacalao

El bacalao es un alimento ideal para incluir en la dieta. Es un pescado bajo en grasa y calorías, aporta ácidos grasos Omega-3 -ideales para reducir el colesterol-, es rico en zinc, fósforo y vitamina D. Además, es muy sabroso y versátil a la hora de elaborar recetas.

Una de las preparaciones que se hace con este ingrediente es la brandada de bacalao. Se trata de una receta que, partiendo del bacalao y el aceite de oliva como base, puede llevar ajo, cebolla, patata, leche, nata, etc., dependiendo del lugar donde se cocine. En la zona levantina y catalana se denomina ‘brandada de bacallá’, en Castilla La Mancha existe un plato semejante –el atascaburras–, en Baleares se incluye la alcachofa y en Francia la “brandade” se hace con nata. En Dagustín te explicaremos cómo preparar esta receta al estilo vasco.

Ingredientes (para cuatro personas)

  • 500 gr. de bacalao salado o desalado
  • 100 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 100 ml. de leche entera
  • 1 patata mediana
  • 4 dientes de ajo
  • Perejil fresco (opcional)
  • Aceitunas negras picadas (opcional)
  • Sal y pimienta negra al gusto

Preparación

  1. Si has seleccionado lomo de bacalao salado, primero debes desalarlo. Para ello, tienes que trocearlo y colocarlo en un recipiente cubierto de agua, dejándolo allí durante dos días, con cambios de agua cada seis horas, aproximadamente. Esto, siempre dentro del refrigerador.
  2. Una vez desalado, podrás comenzar a preparar la base del plato. Cuece la patata con piel en agua hirviendo. Cuando esté lista, quítale la piel y trocéala en pequeños dados.
  3. Al mismo tiempo, en una cazuela con agua, sumerge la porción de lomo de bacalao con la piel hacia arriba. Asegúrate que esté cubierto por completo. Cuando el agua hierva, apaga el fuego y reserva el bacalao, retirando más tarde la piel y la espina central.
  4. Por otro lado, en un cazo vierte la leche y caliéntala a fuego suave, evitando el hervor.
  5. En una sartén pon el aceite y calienta, a fuego medio. Cuando hayas pelado los ajos, échalos allí. Una vez estén dorados, resérvalos.
  6. En un recipiente grande coloca el bacalao y las patatas en dados, picando con la batidora a velocidad baja. Cuando esté listo, agregas la leche poco a poco mientras sigues triturando, hasta obtener una mezcla homogénea.
  7. Al terminar, añade sal y pimienta al gusto.
  8. Para terminar, añade el aceite de forma lenta, sin dejar de batir.
  9. Si lo deseas, al servir, puedes añadir perejil y aceitunas negras, a modo de decoración.

Ten en cuenta que la consistencia final de este plato debe ser semejante a una crema. Se suele presentar sobre una tosta de pan casero.

¡Buen provecho!