Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

Intrusismo laboral en la pesca del percebe

intrusismo-percebe-pesca

El percebe es un crustáceo que se puede encontrar pegado a las rocas del mar, sobre todo a lo largo de la costa de Galicia (España). De hecho, el percebe vive formando grupos de individuos compuestos de ejemplares de distintos tamaños, en las zonas rocosas intermareales y submareales.

El problema de la pesca de este marisco es el intrusismo laboral, es decir, los que lo consiguen ilegalmente. La solución es ir a la raíz del problema, pero también a los canales de comercialización. Si el furtivo no tiene dónde vender, acabará por dejarlo, pero mientras haya alguien que compre el marisco, siempre va habrá alguien que vaya de furtivo.

Es más, los furtivos cuentan con una ventaja por encima del mercado convencional: venden el producto más barato que en la lonja. Por eso nunca han dejado de tener clientes.

 

La lucha contra el intrusismo en la pesca del percebe

La Guardia Civil lucha contra este tipo de delitos. Hace poco se hizo con un vídeo que desenmascaraba a los últimos mariscadores ilegales pillados en Galicia. Fueron grabados por un dron como parte de la nueva estrategia de los percebeiros para poner fin al furtivismo pesquero en las costas gallegas.

La Consellería del Mar de la Xunta de Galicia ha informado de que se realizaron 24.279 incautaciones en toda la costa gallega durante el año 2016, gran parte en la zona de Fisterra a Porto do Son. Un total de 6.957 incautaciones realizadas por las autoridades del mar, lo que suponen 15.308 kilos incautados a los furtivos.

En realidad, son muchos los furtivos que aprovechan las mejores rocas para arrancar y vender ilegalmente los percebes. Estas personas no respetan ni cotos ni cuotas de pesca, ni tampoco pagan impuestos ni seguros, por lo que venden el marisco más barato.

Además de lo ilegal de este tipo de pesca, el intrusismo daña el medioambiente. Por eso, la policía usa drones ya que se han convertido en un instrumento ideal para destapar estas prácticas delictivas.

Por ejemplo, las multas por el intrusismo laboral en la pesca del percebe llegan a alcanzar hasta los 60.000 euros y cuatro meses de cárcel. El objetivo de la policía es que con los drones se ahuyente a los pescadores ilegales.

Por todo lo mencionado, lo mejor es comprar los percebes de manera legal. Si quieres puedes adquirirlos ahora mismo en nuestra tienda online ya que los percebes son recomendados por su alto aporte en proteínas siendo la mayoría de aminoácidos esenciales.