Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

La gamba es el nombre que reciben los crustáceos marinos con abdomen desarrollado y caparazón flexible, los cuales están entre los denominados mariscos. Se trata, de hecho, de uno de los mariscos más consumidos en nuestro país. Puedes conseguir este exquisito alimento a través nuestra tienda online en Dagustin.

Hoy te enseñamos a cocinar unas gambas horneadas al limón, ya que es muy sencillo de hacer y no es muy costoso.

Además, las gambas se pueden hacer de muchas maneras distintas: gambas a la gabardina, en cóctel, en brocheta, a la plancha, al ajillo, al pil pil, entre otras. La ventaja de cocinarlas al horno es que están hechas en menos de 15 minutos y no manchamos nada en nuestra cocina.

Ingredientes para receta de gambas horneadas al limón

  • 1 Kilo de gambas o de gambones
  • 4 Dientes de Ajo
  • 2 Cucharadas soperas de perejil fresco picado
  • 1 limón
  • 2 Cucharadas soperas de Aceite de oliva virgen extra
  • 1 Sal

Cabe destacar que la receta de hoy es para cuatro comensales y se tarda aproximadamente 15 minutos en la preparación.

Modo de elaboración de gambas horneadas al limón

  1. El primer paso es preparar el marinado. Para ello, basta con triturar los dientes de ajo y el perejil picado en el mortero y seguidamente añadir un poco de sal.
  2. Cogemos el limón y le exprimimos todo su jugo. Juntamos el jugo del limón con el resto de ingredientes dentro del mortero. Acto seguido le ponemos las dos cucharadas soperas de aceite de oliva y lo mezclamos muy bien todo.
  3. Cogemos la bandeja del horno y repartimos las gambas. Les añadimos un poquito de sal y le vertemos el marinado de ajo, perejil y limón por encima.
  4. Una vez que precalentemos el horno a 200 grados y esté bien caliente, ponemos la bandeja con las gambas y las dejamos que se cocinen durante 15 minutos. Si en vez de gambas fueran gambones, es conveniente hornear un par de minutos más.

Una vez listo, se emplata y se sirve caliente. Se le puede poner como adorno un par de rodajas de limón. Con estos sencillos cuatro pasos y muy poco tiempo de cocinado se puede disfrutar del sabor excelente que tienen las gambas.