Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

Cómo hacer las gambas a la gabardina perfectas

La gamba es un marisco muy preciado en España y existen muchas técnicas para cocinarlas para que queden espectaculares. Una técnica muy conocida es la gabardina. Se le llama así porque es una receta de gambas rebozadas en una tempura, con lo que el rebozado es semejante a una gabardina que cubre la gamba.

En realidad, la técnica consiste en rebozar los cuerpos de las gambas, sin la cabeza, en una masa especial para rebozar que se llama “Orly”. El origen es francés y se trata de un ligero rebozado que resulta esponjoso y suave.

Por norma general, las gambas a la gabardina se sirven como tapa y es muy sencilla y sabrosa a la vez. Además, el plato aporta proteínas de calidad, vitaminas y minerales entre los que destaca el yodo, mineral que es necesario para un correcto metabolismo. Por eso, es un plato recomendado para personas con tiroides lenta.

Es más, los langostinos y las gambas nos aportan proteínas necesarias para mantener la masa muscular, para la formación de ciertas hormonas, para que nuestro metabolismo se realice correctamente y para que nuestras defensas estén en óptimas condiciones.

COMO HACER LA GABARDINA PERFECTA

Ingredientes para gambas a la gabardina con cerveza

  • Gambas, un kilo aproximadamente
  • 200 gramos de harina
  • 2 huevos
  • Un sobre de levadura
  • Sal
  • Cerveza

 En primer lugar, ponemos a hervir agua en una olla con limón y laurel. Cuando empiece a hervir añadimos sal y le echamos las gambas.

En el momento que veamos que las gambas cambian de color, las sacamos y las ponemos en un bol con agua fría.

A continuación, pelamos las gambas dejando la última parte de la cola con su cáscara y las dejamos aparte.

Separamos las claras de las yemas y luego batimos bien las yemas y le añadimos la harina mezclada con la levadura.

Vamos incorporando cerveza poco a poco hasta que se nos haga una pasta tipo bechamel echamos un poquito de sal, teniendo en cuanta que tanto las gambas como la cerveza ya llevan su propia sal.

Antes de poner las gambas a freír, batimos las claras a punto de nieve y lo juntamos todo con la preparación anterior y removemos.

En una sartén con aceite bien caliente, cogemos las gambas por la cola y las rebozamos con la masa que hemos hecho, luego las ponemos a freír hasta que queden crujientes.

Para terminar, las ponemos en papel absorbente para quitar el exceso de aceite y a disfrutar de este exquisito plato.

En el área Gourmet de Dagustín nos encargamos de ofrecerte el mejor marisco a domicilio. Nuestro compromiso es que llegue a tu mesa lo mejor de los cinco océanos. Para ello, seleccionamos diariamente el marisco más fresco y de mayor calidad en las mejores lonjas nacionales e internacionales.