Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

Receta del mes: Centollo gratinado con langostinos y lacón

Receta centollo gratinado

En la receta de este mes utilizaremos como ingrediente principal el Centollo. Para cocinar el centollo gratinado con langostinos y lacón se pueden aprovechar los caparazones de otros mariscos, como el buey de mar, nécoras o simplemente las conchas de unas vieiras para preparar un plato gratinado al horno. Puedes conseguir los centollos frescos en Dagustin.

El centollo o centolla es uno de los mariscos más sabrosos que existen y en Galicia lo llaman centola.

Ingredientes

  • 250 gramos de langostinos
  • 2 cebollas grandes
  • 150 gramos de lacón cocido
  • 1 vaso de vino blanco
  • 100 mililitros de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de harina de trigo
  • 1 vaso y medio del agua de la cocción del marisco
  • 4 cucharadas de pan rallado
  • 50 gramos de mantequilla en dados
  • Sal
  • Perejil picado fresco (opcional)

Consejos antes de empezar a cocinar

  1. El marisco puede ser guardado y congelado para que al aproximarse la comida o cena esperada sea todo mucho más sencillo de preparar.
  2. El agua de cocción del centollo la podemos guardar para cocinar otras recetas, como arroces, risottos, guisos, croquetas de pescado, entre otras.
  3. Para complementar el centollo os recomendamos emplear el marisco que más os guste. Pueden ser unas gambas o gambones.
  4. Descongelamos las gambas en la nevera la noche antes. Le quitamos el intestino ayudándonos con un palillo o con la punta de un cuchillo.
  5. Con el palillo pinchamos el extremo del intestino que queda a la vista y tiramos de él. Debería salir entero, como si fuese un hilo sin necesidad de abrir el langostino, para que no pierda jugo y sabores durante la preparación.

Modo de preparación del centollo gratinado con langostinos y lacón

  1. Pelamos y troceamos las cebollas tan finas que no se noten (mejor picarla en una picadora).
  2. Troceamos el lacón, bien a mano o en la picadora.
  3. Si no encontráis lacón cocido podéis hacerlo con jamón. Reservamos en un plato.
  4. Ponemos una cazuela al fuego con el aceite de oliva virgen extra y añadimos la cebolla casi en puré.
  5. Cocinamos a fuego lento durante unos 10 minutos. Cuando esté bien pochada añadimos el lacón en picadillo.
  6. Removemos a fuego lento durante 1 minuto.
  7. Añadimos el vaso de vino blanco, removiendo de vez en cuando para que se evapore el alcohol. Cocinamos durante 10 minutos a fuego lento. Si os gusta el toque del perejil es ahora cuando hay que ponerlo.
  8. Añadimos las dos cucharadas de harina. Removemos toda la mezcla con una cuchara de madera hasta que esté bien integrada.
  9. Echamos un vaso del agua de la cocción del centollo y dejamos que reduzca en el fuego hasta que tenga textura tipo crema.
  10. Salamos si es necesario, aunque, normalmente, no es necesario añadir sal gracias al lacón.
  11. A continuación añadimos los langostinos y la carne del centollo (la que hemos limpiado de las patas, de las celdillas).
  12. Removemos con cuidado, esperamos un par de minutos más con el fuego apagado hasta que todo el marisco se impregne bien con la crema, se terminará de hacer todo en el horno al gratinarlo.

Además, es importante saber que el pescado y el marisco ayudan a prevenir los resfriados ya que contienen una gran fuente de ácidos grasos Omega 3 (en especial el pescado azul) y también de vitamina D. Estos ácidos y esta vitamina son unos excelentes aliados para nuestras defensas, ya que ayudan a mejorar nuestro sistema inmunológico.