Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

4 errores a evitar antes de cocinar el pescado

errores pescado

A todos nos encanta disfrutar de un delicioso plato de pescado. Se nos hace la boca agua pensando en lo que queremos preparar, así que nos vamos directos a la pescadería, compramos el producto, llegamos a casa y sintiéndonos un participante más de Masterchef nos ponemos a prepararlo.

Sin embargo, muchas veces, aunque seguimos la receta al pie de la letra, no conseguimos el resultado esperado y es cuando nos preguntamos ¿qué es lo que he hecho mal?, ¿en qué momento se ha arruinado mi plato? Quizás el fallo esté en la preparación, más que en la elaboración, pero tranquilos porque hoy en Dagustín os vamos a explicar algunos errores habituales que tenemos que evitar si queremos cocinar un plato de pescado insuperable 😉

  • Mala elección de la pieza en la pescadería. Ya os comentamos anteriormente en un post cuáles son los factores que nos pueden ayudar a reconocer si el pescado está fresco y es de calidad. Es importante escoger bien la pieza que nos llevaremos a casa porque ¡va a ser la materia prima de nuestro plato! Debemos descartar aquellos pescados que tengan un aspecto apagado (sobre todo los ojos y las escamas, que deben ser brillantes), también dejaremos aquellos en los que apreciemos un color amarillento en sus agallas, ya que estas deben tener colores vivos. Y muy importante, el pescado debe desprender un olor suave a mar. Siempre podemos consultar al profesional de la pescadería para que nos asesore sobre qué pieza es la más adecuada para el plato que queremos preparar, si la especie que queremos está en temporada o deberíamos plantearnos cambiar el menú, etc.

  • Descongelar en el microondas o a temperatura ambiente. Lo ideal es comprar el pescado el mismo día que tenemos intención de cocinarlo. En el caso de que optemos por congelarlo para prepararlo más adelante, hay que tener cuidado a la hora de descongelarlo. Mucha gente lo saca del congelador y lo deja fuera de la nevera, algunos incluso optan por utilizar un programa de descongelar en el microondas, lo que es muy peligroso, ya que puede llegar a estropear la pieza. Para descongelarlo de manera correcta es necesario sacarlo del congelador unas 5 o 6 horas antes de cocinarlo, y dejar que se descongele dentro del frigorífico.

  • Directo a la sartén sin secar. Sí, sabemos que el pescado tendrá que acabar en la sartén u horno, pero antes de que llegue ahí hay un paso que no debes saltarte: secar el pescado. Tanto si has comprado pescado fresco en el día como si lo has descongelado, el pescado desprende agua. Es importante utilizar papel absorbente (papel de cocina) para secar las piezas antes de ser cocinadas. Si no le quitamos la humedad, no conseguiremos que quede crujiente y jugoso sino que, con el agua acumulada, quedará reblandecido y ¡muy poco apetecible!

  • Quitarle la piel. Sabemos que hay gente a la que le encanta la piel del pescado mientras que otros prefieren retirarla. Si eres de los que opta por no tomarlo con piel es importante que no la retires antes de comenzar a cocinarlo, ya que esta ayuda a proteger la pieza del contacto con la sartén permitiendo que se mantengan los jugos del pescado y potenciando así su sabo Piensa que siempre puedes quitarla una vez haya sido cocinado y la carne estará mucho más jugosa 😉.

Y si te surge alguna duda… ¡en Dagustín estamos a tu servicio! Pásate por nuestra tienda de pescados y mariscos de la calle Fundidores 71-73 en Getafe y nuestro personal se encargará de ayudarte para que te lleves a casa lo mejor del mar

😊

Leave a Reply