Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

Los mejores trucos para rebozar el pescado

pescado-rebozado

 

La técnica del rebozado es una de las más populares a la hora de cocinar pescado ¿Quién no ha oído hablar del conocido “Fish and chips”? Y es que ¡el resultado es delicioso!

Además, es una buena forma de conseguir que los niños coman pescado, ya que suele encantarles cuando está preparado de esta manera. Eso sí, hay que saber hacerlo bien para que quede crujiente y en su punto. Hoy, en Dagustín, os damos algunos consejos para rebozar el pescado y que os quede perfecto.

El objetivo de rebozar es envolver la pieza de pescado en una capa crujiente consiguiendo que el interior quede jugoso. Cuando rebozamos utilizamos como elementos principales harina y huevo batido. También está la opción de empanar (que ya hablamos de ello en la entrada ¿Cómo empanar el pescado?), pero recuerda que en ese caso se reboza añadiendo también pan rallado. Ahora sí, aquí os dejamos algunos trucos para empanar pescado 😉

  • Asegúrate de secar el pescado antes de rebozarlo. Lo ideal es que la pieza esté seca para favorecer que se adhiera bien la harina.
  • Cuenta con un cuenco o bol lo suficientemente hondo para que la pieza quede completamente envuelta. Algunos cocineros incluso preparan una bolsa con harina en la que introducen el pescado para después cerrarla y agitarla, de esta forma se aseguran que todas las partes queden cubiertas de harina por igual.
  • Para darle más sabor, prueba a mezclar la harina con otros ingredientes como ajo en polvo o perejil ¡Así tu rebozado tendrá un toque especial!
  • Una vez enharinado, es importante eliminar el exceso de harina y los posibles grumos sacudiendo ligeramente la pieza. Unos toquecitos serán suficientes.
  • Utiliza también un bol hondo para sumergir la pieza enharinada en el huevo batido, así te aseguras que el huevo bañe por completo el pescado.
  • ¿Se te llenan las manos de “pegotes” de harina? Ayúdate con tenedores o cucharas a la hora de rebozar, así evitaras que el pescado quede cubierto de grumos.
  • ¡El aceite de la sartén debe estar muy caliente! Por ello es mejor echar pocas piezas y procurar que no sean muy gruesas en vez de freírlas todas a la vez en la sartén. Normalmente, si el fuego está a la temperatura adecuada, pasado un minuto podemos darles la vuelta a las piezas de pescado para que se hagan también por el otro lado.

¡Listo para comer!