Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

consumir-pescado-congelado.jpg

Hoy en día aún hay muchas personas que sienten cierto recelo a la hora de consumir marisco y pescado congelado, sin ser conscientes de las ventajas que nos ofrece este proceso. Hoy en el blog de Dagustín queremos acabar con los falsos mitos sobre el pescado congelado y explicaros algunos de sus beneficios. Tomad nota ?

El pescado congelado mantiene todas sus propiedades. Cuántas veces hemos escuchado que al congelar el pescado o marisco estaremos acabando con todos sus valores nutricionales. ¡¡Para nada!! El pescado congelado mantiene las mismas propiedades que si se tratase de pescado fresco, siempre y cuando no rompamos la cadena de frío, así que tranquilos porque las vitaminas, minerales, y demás componentes seguirán siendo igual de beneficiosos para nuestro organismo cuando consumamos pescado que ha sido congelado.

Práctico a la hora de comprar y consumir. Ya hemos explicado en muchas ocasiones que es importante comer pescado varias veces a la semana; sin embargo, no todo el mundo dispone del tiempo suficiente para hacer una visita diaria a la pescadería. Por ello, una buena opción es consumir pescado fresco en el mismo día de la compra y reservar piezas congeladas para poder tomarlas a lo largo de la semana, ya que la congelación nos permite alargar su vida útil.

El proceso de congelación del pescado acaba con cualquier tipo de organismo nocivo. Es importante comprar pescado fresco en un establecimiento de calidad para asegurarnos que estamos adquiriendo un producto libre de organismos perjudiciales. Sin embargo, el proceso de congelación nos da una garantía del 100% de que ningún tipo de bacteria o parásito sobrevivirá.

El pescado congelado mantiene su sabor. Existe un gran debate sobre si al congelar el pescado o marisco estamos perdiendo parte del sabor de la pieza; sin embargo, esto no tiene por qué suceder siempre y cuando el proceso de congelación haya sido realizado de manera adecuada. También es importante la manera en la que descongelamos la pieza, ya que si permitimos que se descongele de manera natural no perderá su sabor; por el contrario, si procedemos a descongelarla en algún aparato, como un horno o microondas, justo antes de cocinarla, sí que nuestro paladar podrá notar diferencias con respecto al pescado fresco.

Desde Dagustín os invitamos a visitar nuestra tienda de pescados y mariscos en Madrid y animaros a probar alguno de nuestros productos congelados para disfrutar de todas sus ventajas y propiedades, así como de su sabor ?. Os esperamos en la Calle Fundidores 71-73, Getafe (Madrid).