Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

¿Cómo diferenciar entre gambas y langostinos?

diferenciar-gambas-y-langostinos.jpg

Hemos visto en infinidad de ocasiones cómo muchas personas utilizan indistintamente los términos langostino y gamba sin distinguir entre estos dos tipos de marisco. Por eso, hoy en Dagustín hemos decidido contaros algunas diferencias que existen entre estos crustáceos, para que así os sea más fácil reconocerlos.

Para empezar, no podemos obviar que tanto las gambas como los langostinos comparten algunas características, ya que los dos tienen diez patas (decápodos), poseen un cuerpo alargado, aportan un gran número de nutrientes y beneficios a nuestro organismo (vitaminas A, B, D, E, K; hierro, calcio…) y ¡ambos están deliciosos! Sin embargo, existen algunos detalles que nos permiten distinguir estos dos tipos de marisco:

  • Color: Aunque existen muchas especies, por lo general los langostinos suelen presentar un color rosáceo o amarronado pálido, llegando en ocasiones a parecer blancos; también pueden presentar tenues franjas de color marrón. Por el contrario, las gambas se caracterizan por mostrar tonalidades mucho más intensas, con colores anaranjados y rojizos
  • Tamaño: Una de las maneras más sencillas para diferenciar los langostinos de las gambas es fijándonos en su tamaño. Generalmente, los langostinos son más grandes que las gambas, pudiendo alcanzar los 20 centímetros, aunque su tamaño habitual suele rondar los 12 centímetros. Por su parte, las gambas son más pequeñas, con medidas entre los 6 y 10 centímetros.
  • Proporción cabeza y cuerpo: A pesar de que tanto los langostinos como las gambas tienen una forma alargada, en cuanto a la relación entre tamaño de cabeza y cuerpo los langostinos suelen estar mucho más proporcionados que las gambas, ya que la cabeza de estas es mucho más pequeña en comparación al resto de su cuerpo.
  • Tipo de carne: Aunque esto no es una diferencia que pueda apreciarse a simple vista, sí que es importante a la hora de distinguir entre estos dos crustáceos. Los langostinos, al tener un mayor tamaño, ofrecen una mayor cantidad de carne al consumidor, sin embargo, esta es más dura y con una textura mucho menos suave y jugosa que la de las gambas, que son más tiernas.

Esto son algunas de las diferencias generales que se dan entre estos tipos de mariscos. No obstante, hay que tener en cuenta que existen muchas especies de langostinos y de gambas y que cuentan con sus propias características. En nuestra tienda de pescados y mariscos Dagustín, contamos con un equipo de profesionales que pueden resolver cualquier duda que os surja a la hora de la compra y recomendaros qué especie es más adecuada para el tipo de comida que queráis preparar. ¡Os esperamos en la calle Fundidores 71-73, Getafe, Madrid! ?