Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

Cómo conseguir que los niños coman pescado

dagustin-como-conseguir-que-los-nios-coman-pescado.jpg

Ya os hemos hablado en muchas ocasiones de todos los beneficios que aporta a nuestro organismo el consumir pescado habitualmente. Sin embargo, este tipo de alimento no siempre suele ser el favorito de los niños, a pesar ser indispensable para su buen desarrollo tanto físico como mental. Por eso hoy en Dagustín queremos daros algunos trucos para conseguir que vuestros hijos coman pescado sin que ello suponga una obligación.  

  • ¡No a las espinas!

Una de las principales razones por las que muchos niños no quieren comer pescado son las temidas espinas. Y es que el miedo a tragarse alguna oculta en la pieza de pescado puede hacer que nuestros hijos no lo pasen bien a la hora de comerlo, o que incluso se nieguen a hacerlo. Por ello, lo mejor para que se habitúen a comer pescado es que comiencen con especies con pocas espinas: el atún, el rape o los lomos de merluza, así como los calamares y el choco son perfectos para incorporar este alimento a la dieta habitual de los más pequeños. No obstante, cualquier pescado puede ser idóneo si se limpian y revisan bien las porciones para asegurarnos que no quede ninguna espina.

  • A la compra y después … ¡A cocinar!

El hacer que los niños sean partícipes a la hora de comprar el pescado puede ser de ayuda para que empiecen a familiarizarse con este alimento. Podemos llevarles a la pescadería, enseñarles los distintos tipos de pescado que hay, explicarles características del que queremos comprar, etc. También es bueno involucrarles en la preparación a la hora de cocinarlo. Podemos elegir una receta fácil y hacer que sea una actividad divertida para los niños. ¡Les encantará probar lo que ellos mismos han cocinado!

  • Guarniciones y salsas, los mejores aliados

Otro truco para que nuestros hijos coman pescado es acompañarlo de sus salsas o guarniciones preferidas. De esta forma, estarán acompañándolo de sabores que les son familiares y que les gustan, por lo que no se centrarán solo en el gusto del pescado. También es buena idea introducirlo poco a poco en comidas que les encanten, por ejemplo, podemos unir pasta con atún (macarrones o canelones rellenos de atún), pizza con anchoas, o preparar nuggets de pescado. ¡Así también pueden empezaran a asociarlo con sus platos preferidos!

  • Formas divertidas para su presentación

La información visual es muy importante para que los niños se animen a probar una comida. Por ello, lo mejor es presentar el pescado de forma que les llame la atención e incluso les divierta. Podemos colocarlo en el plato simulando la forma de un pez, o una cara sonriente.

Esperamos que estos consejos os sirvan de ayuda y que poco a poco vuestros hijos se animen a disfrutar de un alimento tan rico y sano como es el pescado