Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

Receta del pescado del mes: gallo

Hace unas semanas os hablábamos del gallo, nuestro pescado del mes, de sus características y propiedades nutricionales. Y, como no podía ser de otra manera, hoy os traemos una exquisita receta, ideal para cocinar para una comida o cena. ¡Allá vamos!

Gallo con mousse de gambas

Ingredientes (4 personas): 3 gallos cortados en filetes, 150 cl. de vino blanco seco, aceite de oliva. Para la mousse: 250 gr. de gambas peladas, 2 huevos, perejil, 2 cucharadas de jerez seco, aceite de oliva, sal, pimienta negra molida, 150 gr. de nata de montar y mantequilla. Para la salsa: 400 cl. de caldo de pescado, 100 cl. de crema de leche, 1 cebolla pequeña, 1 cucharada de sofrito de tomate, 40 gr. de mantequilla, aceite de oliva y 1 cucharada de harina.

Para elaborar la mousse, comenzamos lavando bien las gambas y cortándolas en trocitos. Las freímos ligeramente con un poco de aceite de oliva, salpimentamos y las trituramos junto con los dos huevos, el perejil y el jerez, y reservamos. A continuación, montamos la nata. Una vez montada, la mezclamos con el triturado de gambas.

Mientras calentamos el horno a 190ºC, untamos una flanera o bandeja de horno con la mantequilla y sobre ella vertemos la crema previamente elaborada. La introducimos en el horno durante 25 minutos. Posteriormente la dejamos enfriar y la reservamos en la nevera.

Una vez esté la mousse fría, extendemos los filetes de gallo y los partimos en dos para que no sean tan largos. Colocamos un filete sobre una bandeja de horno (previamente untada con aceite), salamos y rellenamos con la mousse. A continuación, colocamos otro filete encima, untamos de nuevo la mousse y acabamos con un filete. Repetiremos el proceso con el resto de filetes.

Vertemos el vino blanco sobre el pescado y tapamos con papel de aluminio. Con el horno precalentado a 190ºC, lo cocemos durante 20 minutos.

Llegados a este punto, ya solo nos queda preparar la salsa. Para ello, sofreímos la cebolla cortada muy fina, con la mantequilla y un poco de aceite. A continuación, añadimos la harina, la doramos un poco y añadimos el sofrito de tomate, el caldo de pescado y el jugo que ha soltado el pescado al horno. Removemos hasta que la salsa haya espesado, añadimos la crema de leche y lo colamos todo para que adquiera una textura uniforme.

Por último, servimos los platos con el pescado bañado con la salsa. ¡Qué aprovechen!