Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

Fotolia_46938010_Subscription_Monthly_M.jpg

¡Ya está aquí, ya llegó! Comienza la cuenta atrás para la noche más divertida del año. Una noche en la que reina el buen ambiente y en la que todo son buenos deseos y propósitos para el año que entra, aunque algunos ya sabemos que no sobreviven más allá de la primera quincena de enero.

Si os ha tocado hacer de anfitrión en Noche Vieja, vamos a facilitaros la tarea de menú con una receta que no dejará indiferente a vuestros invitados y en la que el protagonista es nuestro pescado del mes: el besugo.

Besugo al horno con patatas panaderas

Antes de empezar, necesitaremos los siguientes ingredientes (4 personas): 1 besugo, 3 patatas, 2 cebolletas, 7 dientes de ajo, 50 ml de txakoli, aceite de oliva virgen extra, vinagre, guindilla, sal, pimienta y perejil.

Comenzamos cortando el ajo, la cebolleta y la patata (en láminas redondas) y freímos todo en una sartén con una buena cantidad de aceite (como para hacer una tortilla de patatas) a fuego medio. Una vez estén fritas las patatas, las colocamos en la bandeja del horno de manera que nos sirvan de base para colocar el besugo.

Abrimos el besugo por la mitad y lo salpimentamos tanto por dentro como por fuera. Cerramos el besugo y lo echamos a dormir encima de las patatas panaderas con una gota de aceite por lo alto.

Precalentamos el horno a 200 ºC y colocamos la bandeja dentro durante un tiempo de 20 minutos.

Laminamos el resto de ajos y los freímos en un cazo con una buena cantidad de aceite. Agregamos unas rodajas de guindilla, un poco de perejil, el vinagre y el txakoli y le damos un buen hervor.

Por último, servimos el pescado con las patatas, lo regamos con el refrito y adornamos con unas hojas de perejil.

Y ya tenemos listo un plato delicioso en muy poco tiempo. Cerramos este post deseándoos un ¡feliz y próspero año nuevo! Desde Dagustín queremos que todos vuestros deseos se cumplan en 2017. ¡Hasta el año que viene!