Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

Dagustn-Mariscos-blog-10.png

Al margen de la acepción que nos ofrece la RAE de “persona torpe o necia”, nuestro pescado del mes, el besugo, es un pescado blanco perteneciente a la familia de los Espáridos, dentro del orden de los Peciformes. Los peces de esta familia marina se caracterizan por tener un cuerpo alto y comprimido.

¿Sabías que el besugo es un pez hermafrodita? Así es, cuando son jóvenes son machos y a medida que crecen se convierten en hembras.

Los besugos más populares viven en las aguas del Océano Atlántico, lugar en el que más se crían, pero también los podemos encontrar en aguas del Mediterráneo. Vive formando pequeños bancos de peces y a medida que aumenta su edad se localiza en lugares más profundos y arenosos. Así, los besugos jóvenes pueden encontrarse a unos 40 metros de profundidad. En cambio, los adultos pueden llegar a los 300 o incluso 700 metros.

El besugo es un pescado muy nutritivo porque contiene gran cantidad de grasos Omega 3 que, como ya sabéis, son muy importantes para el buen funcionamiento de las arterias, el corazón y la salud en general.

Existen varias especies de besugos. El más común recibe también el nombre de besugo de la pinta en honor a las manchas negras que presenta sobre las axilas de sus aletas pectorales. Otra especie de besugo es el Pagellus acarne, también conocido con el nombre de aligote o besugo blanco. Este pez presenta bastantes semejanzas con el Pagellus bogaraveo, tanto que cuando son jóvenes resulta difícil diferenciarlos. Sin embargo, el aligote no alcanza el tamaño del besugo y no presenta la característica mancha negra del besugo común.

No obstante, sea la especie que sea, para saber si el besugo es bueno hay que mirar si tiene unas marcas en forma de media luna detrás de las aletas. Históricamente se decía que eran la marca de los dedo de San Pedro. 

¿Y a vosotros qué os parece el pescado del mes?