Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

Beneficios del pescado en la dieta de un deportista

Hoy en día nadie duda que el pescado es uno de los alimentos que más beneficios aporta a nuestro organismo, pero ¿cómo afecta al estado físico de un deportista?

El pescado es rico en proteínas de alto valor biológico, vitaminas B y minerales como el fósforo, potasio, sodio, yodo, zinc, hierro y selenio, lo que lo convierte en un alimento indispensable en la dieta de un deportista.

Si practicas regularmente deporte, en especial el aeróbico, el pescado debería ser un alimento básico en tu dieta para obtener buenos resultados. Y es que los ácidos grasos Omega 3 que proporciona el pescado a tu cuerpo ayudan a combatir la oxidación y las inflamaciones que se producen con la práctica del deporte. Por un lado, el Omega 3 mejora la funcionalidad de las membranas celulares y las refuerzan contra sustancias nocivas para el organismo, evitando la oxidación del mismo; y por otro, tiene una acción directamente antiinflamatoria, muy eficaz para el deportista, siempre que el resto de su alimentación sea correcta y equilibrada. Por tanto, el consumo de pescado te ayudará a prevenir la aparición de  lesiones.

Como ya hemos comentado en post anteriores, el Omega 3 se encuentra fundamentalmente en los pescados azules, como el salmón, el bonito o la caballa, aunque también aparece en algunos pescados blancos, pero en menores cantidades. Así, si consumes pescado azul en las cantidades adecuadas, te asegurarás un mejor funcionamiento de tu cuerpo y obtendrás un mejor resultado en practicar deporte. Para conseguir la cantidad necesaria de Omega 3, se debe comer pescado al menos tres veces por semana.

Ya sabes, consumir pescado es siempre una opción de lo más saludable. Y encima… ¡está buenísimo! ¿Qué más se puede pedir?