Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

¿Quieres adelgazar? Come marisco y pescado

dieta-adelgazar-recomendacion-pescado-marisc_20160621-112210_1.png

Llevar una dieta equilibrada implica incluir el pescado en nuestras comidas al menos tres veces a la semana. Además, siempre que podamos, es recomendable comer marisco ya que sus aportes nutricionales son muy importantes. Pero, ¿sabías que además de ser beneficioso para nuestra salud, estos alimentos son muy adecuados para adelgazar?

Si queremos llevar una dieta baja en calorías, lo idóneo es recurrir al pescado blanco pues el contenido en grasa que encontramos en su carne es mucho menor que el de los pescados azules. La merluza, el bacalao o el rape son algunos de los pescados de los que podrás disfrutar gustosamente sin necesidad de medir las calorías que nos aportan. Si quieres, puedes descubrir otros pescados blancos que podrás incluir en tus dietas haciendo clic aquí. En lo que respecta al marisco, 100 gramos de su carne no suelen superar las 85 calorías; esto se debe a que es rico en agua y tiene un bajo contenido en grasas. 

Sin embargo, no debemos olvidar los añadidos que solemos poner en nuestros platos o el modo de cocinarlos ya que en contadas ocasiones son estos métodos los que convierten una dieta baja en calorías en un sinfín de grasa.

Lo primero que debemos hacer es evitar el pescado y el marisco frito ya que de este modo estaríamos sumando más calorías innecesarias a nuestro plato.

Si tenemos que decidir, apuesta siempre por la plancha o el horno para conseguir una comida ligera que nos permita aprovechar todo el sabor del marisco y del pescado sin aportar nada de grasa.

Una de las ventajas del marisco es que sentimos que nos saciamos prontos por lo que podemos aprovechar esa sensación y acompañar los platos con alimentos rico en fibras como la pasta, el arroz o las verduras. 

Por último, ten cuidado con las salsas ya que pueden aumentar de manera considerable el aporte calórico de nuestra comida. Pásate al limón, la ralladura de naranja, el jengibre o incluso la guindilla.