Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

Un buen pescado fresco y recién traído del fondo del mar no tiene precio. Sin embargo, en muchas ocasiones optamos por comprar pescado congelado o, si compramos más cantidad, congelar una parte para que no se estropeé y podamos consumirlo en buenas condiciones unos días después. Pero, ¿sabes cómo descongelar el pescado para que mantenga todas sus propiedades?

Aunque parezca sencillo, para descongelar el pescado o marisco hay que tener en cuenta algunos aspectos porque de este proceso de descongelación depende que nuestra comida termine con un buen sabor o no.

Lo primero que debemos  hacer es mirar las etiquetas, por si en ellas nos aparecen algunas instrucciones para descongelar el pescado. En caso afirmativo, lo recomendable es seguir estas indicaciones porque se han creado siguiendo las necesidades de ese producto determinado.

Si por el contrario, no contamos con ninguna sugerencia existen varios métodos para descongelar el pescado:

El primero es haciendo uso del frigorífico. Es la forma más recomendable de descongelar el pescado ya que se mantiene la textura original del pescado, además de sus propiedades. Sin embargo, el hándicap que tiene es que debemos sacar el producto un día antes del congelador para que pueda descongelarse totalmente en las próximas horas.

Una segunda opción, es descongelarlo a temperatura ambiente. Con este método sólo necesitarás sacar el pescado del congelador unas tres o cuatro horas antes de prepararlo, aunque depende de la cantidad o de lo grande que sea la pieza. Si te decides por esta forma de descongelación, pon el pescado en un plato hondo y tápalo.

¿Tienes poco tiempo o se te ha olvidado sacar el pescado? No te preocupes, una forma más rápida es hacerlo por inmersión, es decir, sumergiendo el pescado en agua caliente durante unos cinco minutos. Sin embargo, este método es sólo para productos envasados al vacío y que aún estén sin abrir.

Por último, si te ha llegado visita y quieres prepararle unos deliciosos platos de pescado pero lo tienes congelado, prueba con el microondas. Elige la función de descongelación, nunca de calentamiento, y en unos segundos tendrás tu pescado listo para cocinarlo.