Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

Galeorthibus galeus, o como le conocemos popularmente: cazón. Al menos en gran parte de la península porque en algunas zonas de Andalucía también se le llama tollo y, si viajamos a Galicia, lo podremos encontrar preguntando por zapata.

b2ap3_thumbnail_Cazon.jpg

Este pequeño tiburón de talla media pertenece a la familia de la Triakidae, es decir, pescados clasificados como tiburones de menor tamaño que tienen dos grandes aletas dorsales sin espinas y una aleta anal. Al igual que los tiburones que conocemos, el cazón tiene un morro alargado con una nariz pequeña y ojos ovalados situados a los lados de la cabeza.

Se diferencia de otros tiburones porque posee unas membranas en los ojos casi transparentes que le permiten una mayor protección. Otro aspecto que diferencia al cazón de otros tiburones es que éstos prefieren cazar en grupo, siendo su táctica más habitual la de arrinconar a sus pequeñas presas para ser cazadas.

Su talla máxima son dos metros, aunque los cazones más comunes oscilan entre los 20 y los 80 centímetros. Lo hemos escogido como pescado del mes de agosto porque su temporada de pesca comprende los meses de verano. Y, además, es un alimento muy versátil que puede introducirse en estupendos platos veraniegos. No obstante, actualmente, podemos encontrarlo en el mercado durante todo el año.

Si hablamos de su aportación nutricional, el cazón es un pescado rico en proteínas, fósforo, y riboflavina y vitamina B12. Esta última ayuda en el buen funcionamiento de las neuronas y en la maduración de los glóbulos rojos, además comiendo la ración recomendable de cazón se consigue cubrir toda la ingesta recomendada diaria de esta vitamina.

Gracias a su bajo contenido en grasas, es un buen alimento para incorporar a una dieta saludable siendo, además, una buena opción para las comidas de los niños. Además, es un alimento muy recomendable para las personas que tienen problemas de estómago, así como para quienes padecen exceso de peso. No obstante, no se debe abusar de los aliños con los que se suele preparar este pescado.