Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

Cuando pasáis por la pescadería de Dagustín sois muchos los que preferís llevaros el pescado a casa preparado sólo para cocinarlo. Sin embargo, de vez en cuando, os gusta que nuestras pescaderas os expliquen cómo tenéis que limpiar el pescado o que os den algunos consejos para cortarlo de la manera más adecuada, ¿verdad?

 Pues en esta ocasión, vamos a daros algunos consejos para que vosotros mismos podáis preparar el pescado en vuestras cocinas sin ninguna ayuda. Pero, os recordamos que para los menos atrevidos siempre podéis pedirle a nuestras pescaderas que os lo preparen como más os guste y así no os veréis en la necesidad de hacerlo ustedes mismos.

Para los pescados con escamas habría que hacer lo siguiente: sujetáis firmemente la cabeza y raspáis con un cuchillo desde la cola hacia las branquias hasta llegar a la garganta. Así las escamas se soltarán y se caerán fácilmente. Recordad quitar también las escamas que hay alrededor de las aletas, pero tened cuidado porque éstas suelen pinchar. Y, por último, metéis el pescado bajo el chorro de agua para quitar las escamas suelas.

Sin embargo, si se trata de un pescado como el lenguado o el gallo, habría que quitar la piel completamente. Para hacerlo correctamente y de la manera más sencilla, ponéis el pescado con la cola hacia ustedes y le hacéis un corte horizontal con un cuchillo bien afilado en la parte de la cola. De esta forma podréis sujetar la piel con las manos y tirar de ella hacia la zona de la cabeza.

Una vez tenéis el pescado descamado y sin piel, ha llegado el momento de dejarlo limpio por dentro, es decir, quitarle los intestinos. Para ello, lo primero que se debe hacer es un corte por todo lo largo del pescado; la manera exacta de hacerlo es metiendo el cuchillo por el ano del pescado y llevándolo hasta la cabeza.

A continuación, abrid la cavidad abdominal del pescado con vuestros dedos para sacar las entrañas y ponerlo de esta forma debajo del grifo para que se pueda terminar de limpiar por dentro.