Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

Consejos para tener el marisco a punto esta Navidad (I)

¿A quién no le gusta comerse un buen plato de marisco recién cocido el día de Nochebuena o Nochevieja antes de tomarse las uvas con las doce campanadas? Seguro que son muy pocos los que han dado una respuesta negativa, por eso queremos dedicar este post a todos aquellos a los que os sucumben estas delicatessen.

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es en qué momento se debe comprar el marisco. Aunque nosotros tengamos nuestra propia tienda, siempre hay que tener presente que cuanto más cerca está la Navidad, más alto son los precios del marisco. Por eso, una buena opción es comprarlo ya congelado o congelarlo en cuando se compra y está aún fresco para que guede todos sus nutrientes.

Si decides esperar para comprar el marisco vivo, guárdalo en la nevera hasta que llegue el momento de cocinarlo.

Si eres de los valientes que prefieren preparar personalmente el marisco, un consejo: cuécelo con agua de mar siempre que sea posible porque así aportarás la salinidad perfecta. Pero si no tienes el mar cerca no te preocupes, en el próximo post os daremos algunos consejos de cómo cocer el marisco.

Otro aspecto que se debe tener en cuenta cuando se cuece el marisco es la cantidad de agua que le ponemos. Es importante no excedernos ni quedarnos cortos ya que la cocción puede arruinar el aspecto final del marisco por lo que el agua debe cubrir todas las piezas de marisco.

Y por último, el tiempo de cocción. Éste también depende de la cantidad de marisco que se vaya a preparar y sobretodo de la especie elegida pues una regla muy importante es no mezclar las variedades de marisco que se vayan a cocer porque cada una necesita un tiempo de cocción y una cantidad de sal determinada.