Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online
Marzo es un mes diferente ya que coincide con el cambio de estación y esto lo hace ser algo especial. Pace celebrar el paso del frío al calor con la llegada de la primavera hemos decidido escoger un pescado tan exquisito como es la merluza. Aunque, además de tratarse de un pescado riquísimo es un ejemplar perfecto para cocinar ya que existen multitud de recetas y formas de prepararlo.
Antes de comenzar con lo mejor, para seguir la premisa de que “lo bueno se hace esperar”, vamos a presentar a la merluza. Se trata de un pescado del cual existen hasta ocho especies diferentes, pero la más conocida es la Merluza europea común: un ejemplar que puede alcanzar los 1,2 metros de largo, con un hocico largo y puntiagudo y una carne exquisita.
La merluza es un pescado blanco con un contenido graso y calórico bajo, ya que aporta unas 65 calorías por cada porción. Gracias a esto, la merluza se considera un alimento perfecto para personas que sufren sobrepeso. Por tanto, si sufres por tener unos kilitos de más o no es lo de menos porque la merluza siempre podrás comerla, eso sí ¡cuidado con qué la acompañas! 😉
Hay multitud de recetas para cocinar la merluza y todas son maravillosas porque ya la merluza de por sí tiene una carne excelente. Nosotros en el restaurante solemos preparar un plato con merluza que gusta mucho: lomos de merluza con gambas, una receta muy sencilla y deliciosa.
Para preparar este plato sólo necesitas: una merluza en lomos, 200 gramos de gambas, tres dientes de ajo, una cucharada de maicena, aceite, sal y perejil. Su elaboración es la siguiente:
Ponemos a calentar aceite en una cazuela, cuando esté preparado le añadimos los ajos picados. Una vez estén los ajos doraditos añadimos las gambas peladas y aumentamos el fuego durante un minuto. Mientras pasa el minuto, llenamos un vaso de agua y lo removemos con la maicena hasta que esté bien mezclado para verterlo en la cazuela.
A continuación, bajamos la temperatura a fuego medio para que ligue la salsa y le añadimos el perejil. Cuando la salsa tenga el espesor deseado, metemos los lomos de la merluza previamente salados y lo dejamos hervir a fuego lento hasta que esté listo para comer.
Te quedará un plato exquisito. Pero si eres de los que no te gusta cocinar, siempre podrás pasarte por nuestro restaurante y nosotros te lo prepararemos.