Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

La dorada, es una de las comidas más habituales en estas fechas navideñas por tratarse de un pescado accesible a casi todos los bolsillos y muy nutritivo. Además, con una dorada y unas cuantas patatas podemos hacer delicias de platos para degustar en estos días tan familiares.

b2ap3_thumbnail_dorada-.jpg

La dorada es un pez marino propio de aguas poco profundas, pues suele nadar a una profundidad de 5 a 30 metros por el Atlántico y el mar Mediterráneo. Al ser un pescado que se encuentra muy cerca de nuestra península, llega fresquísimo al destino y sin haber sufrido el agotamiento a consecuencia de la pesca.

Su verdadero nombre es Sparus aurata, pero recibe el nombre de Dorada por la franja de este color que tiene entre sus ojos. Los adultos alcanzan hasta 1 metro de longitud y pueden pesar entre 5 y 7 kilos, un pescado perfecto para preparar en estos días de fiesta.

La dorada a la sal es una de las formas más tradicionales en nuestro país de elaborar este pescado; sólo es necesario tener sal gorda y un horno.  Al cocinarlo de esta forma, la carne del pescado queda muy jugosa y para servirlo es tan sencillo como presentarlo en la propia bandeja cubierto con la sal, que queda a modo de costra, y quitarla delante de todos los comensales. Un consejo: tened mucho cuidado con los dientes ya que son fuertes, puntiagudos y muy afilados pues las doradas se alimentan de moluscos.