Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

El marisco es tan sano como saludable, además de ser uno de los alimentos más exquisitos y sabrosos que conocemos. La mayoría de los mariscos contienen los mismos beneficios que el pescado blanco porque cuentan con los mismos nutrientes y proteínas. Estas últimas, pueden llegar a cubrir las necesidades de nutrición tanto de niños en edad de crecimiento como de personas mayores.

El marisco es un alimento ideal para ciertas dietas ya que posee pocas calorías y bajos niveles de grasa. Unos 100 gramos de mariscos equivalen al 30-40% del promedio de proteínas diario recomendado. Su único inconveniente es el colesterol, aunque en los moluscos, es decir, los mariscos de concha, es bastante bajo.

Después de 20 años de investigación, el consumo de marisco se ha asociado con algunos beneficios en la salud. Comer estos alimentos ayudan en la salud coronaria en adultos y mejora el desarrollo cognitivo visual en los niños. Además, se ha demostrado, recientemente, que consumir marisco puede disminuir el riesgo de ataque cardíaco, de derrame y de hipertensión.

Siempre hemos escuchado que el marisco es rico en omega-3, pero ¿sabemos qué quiere decir? Los omega-3 son ácidos grasos esenciales para el desarrollo humano ya que el cuerpo no produce la suficiente cantidad y deben adquirirse mediante la dieta. Estos ácidos nos aseguran una protección frente a enfermedades cardiovasculares, por lo que se recomienda comer de 2 a 3 veces por semana marisco o pescado azul.

El Instituto de Medicina de la Academia Nacional de EEUU, ha demostrado que gracias a los ácidos grasos omega-3, el marisco nos aporta los siguientes beneficios:

Corazón: reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular, protege contra el infarto y muerte súbita y disminuye los niveles de triglicéridos en sangre.

Ojos: contribuye a una visión aguda.

Cerebro: contribuye al desarrollo neurológico en infantes y niños.

Embarazo: incrementa el tiempo de gestación

Músculos: ayuda al desarrollo de músculos y tejidos.