Certificado
ISO 9001:2008
Certificado
BAP ( Best Aquaculture Practice )
Certificado
Responsible source Audit program ( ethic )
Tienda Online

Acuicultura

En Dagustín apostamos por la pesca sostenible y responsable. Contamos con extensas e innovadoras piscifactorías donde garantizamos el máximo cuidado de nuestro producto, que se traduce en la máxima calidad

Camaroneras en Centro América

Uno de los servicios principales de nuestro grupo son las fincas dedicadas al cultivo de langostino Vannamei. En países como Honduras y Nicaragua contamos con más de 1.700 hectáreas de terreno dedicado a la cosecha de este producto, donde lo cuidamos para poder ofrecer la mejor calidad

Adquirimos nuestra primera finca camaronera, El Faro, situada en el Golfo de Fonseca (sur de Honduras) en 1994. A partir de entonces, incrementamos su producción y adquirimos otras fincas.

Posteriormente, ampliamos nuestra producción en Nicaragua. A lo largo de los años hemos ido desarrollando y modernizando nuestras fincas, hasta contar con 1.700 hectáreas dedicadas a la cría y cuidado del langostino. 

Actualmente nuestro langostino es comercializado a lo largo del mundo, contando con un mercado muy fuerte en países como Estados Unidos, México, España, Francia, Italia o Taiwan. 

Camaroneras Sostenibles

Desde el inicio de nuestra actividad, la forma de cultivo ha variado significativamente. Cuando iniciamos el cultivo, las prácticas existentes estaban basadas  en  la siembra de larva salvaje obtenida de los esteros y los métodos de producción eran muy básicos, donde el control de insumos como alimentos, gestión del agua, control de enfermedades y calidad de producto no eran una necesidad prioritaria. 

A lo largo de los años, la necesidad de una industria de futuro, los requerimientos de unos mercados cada vez más exigentes con la calidad y concienciados con el necesario respeto del medio ambiente así como con el desarrollo de una actividad sostenible han propiciado la aparición de nuevos modelos de producción más acorde con estas necesidades.

En la actualidad los cultivos que desarrollamos están basados en modelos semi-intensivos,  en los que la densidad de langostino que se cosecha varía entre 5 y 10 por metro cuadrado; la tasa de recambio de agua es de un 5% y  la alimentación está basada en el alimento natural suplementado con dietas de alimento balanceado donde se suministra los elementos esenciales que el langostino necesita para su desarrollo.

En la actualidad langostino y cultura sostenible pasa por un mejor control del ambiente, mayores medidas de bioseguridad y mejores comprobaciones en todas las fases del cultivo, en esa dirección se está trabajando con el fin de obtener los productos de excelente calidad que la sociedad hoy demanda.